Una magia más oscura: Schwab pisa fuerte en la literatura fantástica

Portada de Una magia más oscura, de Victoria Schwab

Me dejo caer con otra reseña de literatura fantástica. Esta vez se trata de Una magia más oscura, la evidencia perfecta de por qué Victoria Schwab lo está petando muy fuerte en medio mundo con su fantasía. Olvídate de las historias típicas de mago-hechizo-muere malo-los elfos son felices. La autora inglesa viene con un gran repertorio de historias diferentes, frescas y muy bien escritas.

De hecho, tiene novelas muy distintas entre sí: la trilogía Sombras de Magia, Una obsesión perversa, La ciudad de los fantasmas, El archivo… Pero todas ellas comparten una cosa: que arrasan cuando son publicadas. Si quieres otra opinión, y algo de ayuda para saber por donde empezar con esta autora, te recomiendo este magnífico artículo.

Una magia más oscura es un libro ameno, fácil de leer, y un primer bocado que te deja con ganas de más. ¿Quieres saber por qué Schwab es una escritora tan genial? Lee esta reseña sin un solo spoiler y averígualo.

 

Sinopsis

¿Crees que solo existe un Londres? Eso es porque vives en el mundo del Londres Gris, ese lugar lluvioso y mundano donde la gente bebe mucho té. Pero hay más Londres: uno rojo, uno blanco… Antes incluso había uno negro, pero de ese ya no queda mucho que salvar.

Kell es un antari, una especie de magos en peligro de extinción. Los antari son de los pocos que pueden ir de un Londres a otro, por lo que son los perfectos mensajeros para que la realeza de una dimensión y otra mantenga el contacto. Lo que pasa es que Kell lleva una actividad clandestina: el contrabando. Lleva objetos de un Londres a otro para coleccionistas.

Un día aceptará un encargo rutinario: llevar un paquete de un Londres a otro. Nada fuera de lo corriente. Sin embargo, se verá envuelto en una trama de conspiración y trampas como no podía imaginar.

Por si fuera poco, Lila, la excelente ladrona, se cruza en su camino justo cuando Kell está de problemas hasta el cuello.

Características

Publicado por Minotauro.

Traducción: Julieta Gorlero

Tapa blanda. 396 páginas.

Inicio de una prometedora saga

Me resultó muy fácil meterme entre las páginas de este libro, y uno de los motivos es que es una historia trepidante.

Hay mucha acción.

El problema es que muchos escritores, al intentar darle un ritmo así, te entierran en páginas de violencia gratuita. Una escena detrás de otra… Hasta que a veces resulta poco creíble.

Sin embargo, la acción de la que Schwab impregna toda la trama no es necesariamente violencia y vísceras por todas partes a las primeras de cambio. Todo lo contrario. Las escenas de lucha están medidas y aparecen en los momentos justos. La tensión restante es fruto de los conflictos perfectos para los personajes.

Una magia más oscura nos regala dos joyas como protagonistas

Aquí la novela brilla. Ya lo creo. Tanto Kell como Lila, los protagonistas, son perfectamente descritos desde las primeras páginas y poco a poco la autora les va agregando capas, haciéndolos más complejos. Así, es inevitable cogerles cariño, incluso cuando llevas poco leyendo.

¿Y son solo los protagonistas los que están bien construidos? Para nada. Personajes como Holland o Rhy atraen sin remedio. Bien sea una personalidad explosiva atrapada tras una máscara de indiferencia, o un ego más grande que un palacio, querrás saber más de ellos cuando hayas acabado el libro.

Solo hay un personaje que me pareció falto de motivación para actuar como actúa… Y es uno de los principales antagonistas (no digo más para no hacer spoilers). En fin, alguna pega tenía que tener este libro.

Londres no aptos para daltónicos

El mundo de Una magia más oscura está bastante bien construido. Existen varias dimensiones, y todas tienen un Londres. Cada Londres tiene un color predominante, y así los identifica su protagonista.

Filigranas cromáticas aparte, la ambientación me ha encantado. La descripción del mundo es siempre oportuna y aparece para hacerte la lectura más deliciosa.

Escribiendo literatura fantástica
Mmm… Nada como un buen montón de papel offset de 60 gramos mojado en un café de Starbucks

Además, la aparición de más de un Londres permite a Schwab jugar en el límite entre la Alta y la Baja Fantasía. Aunque, por supuesto, a la hora de catalogar esta obra lo tengo claro: Alta Fantasía.

Álvaro, ya estás tomando cosas raras otra vez… ¿Alta qué? ¿De qué estás hablando?

Estilo al servicio de la psicología de los personajes

Si algo caracteriza el estilo de Victoria Schwab en este libro es sus líneas y líneas ahondando en las reflexiones de los personajes. ¿Qué impresión tiene Kell del Londres Blanco? ¿En qué piensa Lila cuando pone sus dedos en el timón de un barco? Como te decía, como si pudieras leer los pensamientos de personajes, tan reales que te parecerá que saltan del papel.

¿Te recomiendo Una magia más oscura?

Sí, claro que sí. Una magia más oscura me ha parecido una novela más que notable. Tiene un mundo muy interesante, un ritmo genial y unos personajes increíbles. Como pegas, solo alguna decisión en la trama, que espero que se resuelva mejor en los dos futuros libros, de los que subiré correspondientes reseñas más pronto que tarde. ¿Y tú? ¿Habías descubierto ya a Victoria Schwab? ¿Qué te parecen sus novelas?

Este libro es para ti si…

  • Te gustan las lecturas ligeras.
  • Buscas una historia con personajes que se salgan de los cánones.
  • Disfrutas de las novelas ambientadas en nuestro propio mundo (al menos, parcialmente).

No te recomiendo este libro si…

  • No te gustan las sagas o buscas un libro autoconclusivo (ya que no funciona demasiado bien si quieres leer solo el primero y plantarte ahí).
  • Quieres libros en los que el mundo sea completamente inventado.
  • Te gustan los autores más descriptivos o que incluyan razas fantásticas en sus historias.
Valoración (sobre 5):
4.5/5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top